jueves, 14 de enero de 2016

José Cereijo


¿Habrá en verdad quien tenga
en cuenta cada una de las cosas
que muestra tu ventana?
¿Quien sepa dónde está en cada momento
cada uno de los pájaros,
y lo aceche en su vuelo,
y lo sostenga delicadamente?
¿Quien cuente cada hoja
de los árboles, y conozca bien los finos
relieves que las forman,
sus tonos indecibles?
¿Quien controle a su antojo las riendas de la brisa?
¿Quien mida la vejez de los ladrillos
de la casa de enfrente?
Así vas anotando cada una de las cosas
que muestra tu ventana,
no vaya a ser que Dios, finalmente, no exista,
o por si se distrae.


José Cereijo (Redondela, Pontevedra, 1957)
Los dones del otoño
Editorial Pre-textos, Valencia, 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario