miércoles, 6 de enero de 2016

Francisco Álvarez Velasco


Pasar

Dicen que ha pasado un ángel,
mas solo pasaba el tiempo
con la clepsidra en silencio,
con sus andares de lana,
con sus gotas de penumbra,
con sus arenas cayendo.

Y el barco que hace caminos
sobre las aguas del mar
y pronto borran las aguas
las aguas que van
                                  que
                                           vienen,
las aguas que vienen
                                         van.

Pasa el caballo en la noche
y busca la madrugada
al pie de la fuente fría,
al pie de la fuente clara.

Pasa el pájaro de abril
sobre el lago de la niebla
hacia el calor de su nido
con una brizna de hierba.

Y tú pasabas desnuda
por los valles de mi sueño
con una rosa en las manos,
con una espina en el pecho,
por el río de mi noche,
por las playas de mi fiebre,
por las aguas silenciosas,
las aguas que van
                                 que vienen,
las aguas que vienen,
                                       van.


Francisco Álvarez Velasco (Cimanes del Téjar, Leon, 1940)
Gregor Sama frente a la ventana
Ediciones Hiperión, Madrid, 2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario