domingo, 7 de junio de 2015

Alvaro Valverde


35

No hay un día en que mi madre
no se acuerde
de su ciudad perdida.
En que no eche de menos
el perfume salobre
que viajaba en el viento.
O esa luz ambarina
que doraba la playa
cuando el sol se ponía.
O el pasar de la gente
-incesante, ruidoso-
por el Zoco de Afuera,
siempre lleno de flores.
O, pongamos por caso,
aquellos bailes lentos
bajo los farolillos
en las noches eternas
del verano de Tánger.
Sabe bien que los sueños
pertenecen al reino
de lo que es improbable.
Pero no se lamenta
y retorna un día y otro
hasta esos parajes
que conciernen al mito.
Para hacer verosímil
lo que sólo es ficticio,
prepara el té, se baña
en el agua salada.


Álvaro Valverde (Plasencia Cáceres, 1959)
Más allá, Tánger
Ediciones Tusquets, Barcelona, 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario