lunes, 1 de septiembre de 2014

Alfredo Buxán


La música del alma

Qué mejor compañía, si lo piensas despacio,
que la luz de la bombilla como un sol
de paciencia sobre el papel en blanco.
En qué otro ámbito la soledad
se puebla de presencias, en qué otro lugar
se multiplican las voces y tu alma reconoce
el calor de las baldosas, la lujuria
invisible y humilde de lo que nunca muere,
la palabra que espera siempre al fondo,
casi transparente en su lecho de espuma,
inédita en su misterio,
recién nacida y ya robusta como un árbol
sin nombre.
                      Dónde mejor
que en el silencio puro
de la casa, entre tus propios sueños,
para escuchar la música que importa.


(500 días después, acaba aquí el homenaje íntimo del lobo a la poesía, que tantas veces restañó sus heridas. Es suficiente. Agradecido y en paz, vuelve a su guarida.)



Alfredo Buxán (Corcubión, A Coruña, 1950)
El rumor (inédito)

1 comentario: