sábado, 16 de agosto de 2014

Manuel Rico


Regreso a los orígenes

Yo te sé la amada y te conozco
porque emerges desde el fondo del siglo y tienes la certeza
legada por los tuyos, porque espantas
el hueco de la la lejanía.

Y te amo en la boca porque en ella
germina la tierra oscura que fue no conocerte
-cuando no era el milagro,
y la luz fue dudosa y la noche alcanzaba
mi habitación pequeña.
                                          Cada noche regreso a los orígenes.
Envés de la ceniza,
honda sabiduria de la carne y del habla,
luz temblorosa de un viejo amanecer, esquina
torpe de mis sueños, hoy te tengo
atrapada en mi jaula de nieves y penumbra
porque tú eres la fiebre, porque niegas la jaula y te conviertes
en el pájaro cierto que se alza sobre el mundo y lo ilumina.


Manuel Rico (Madrid, 1952)
Donde nunca hubo ángeles
Visor Libros, Madrid, 2003.

No hay comentarios:

Publicar un comentario