miércoles, 13 de agosto de 2014

Álvaro Díaz Huici


Costa de los sueños

Ya no tengo ojos, y sin embargo
la luz aún tiembla en el frío mar.
Tras el velo de mis ojos surges tú:
escucho el graznido de las aves
que no veo, el estruendo del agua
contra las peñas, ídolos sin poder.

Te amaba, costa de los sueños,
porque entre tu frío color
la vi alborozada y allí la luz
aún temblaba en su cuerpo;
y allí pisó la arena donde,
con el agua, se filtraron mis sueños.

Vivo en un peñasco contra el viento.
Vago por latitudes donde ella no estuvo.


Álvaro Díaz Huici (Gijón, 1958)
Introducción al norte
KRK Ediciones, Oviedo, 2002.

No hay comentarios:

Publicar un comentario