martes, 8 de abril de 2014

Nuria Ruiz de Viñaspre


                                                      todo lo que hay ha existido siempre
                                                      nada puede surgir de la nada
                                                      y algo que existe, tampoco se puede convertir en nada
                                                                                                                    PARMENIDES

la nada va
porque el mundo no cabe en el mundo
las ideas no caben en el pensamiento
los pájaros no caben en el cielo
el ruido no cabe en el silencio
los números no caben en la calculadora
la nomenclatura no cabe en la química
el amante no cabe en su amado

la nada va
porque la lágrima no cabe por la puerta
la hija no cabe en el útero
el padre no cabe en la madre
y los hijos de sus hijos no caben en sus infantiles
cuartos

nada cabe en nada
porque sentimos que no cabemos en el espacio
porque sentimos el dolor pero no la ausencia de este
el escándalo de la soledad pero no el hallazgo
sentimos el naufragio pero nunca el pie a tierra
el mar de escollos pero no la calma
sentimos el temblor de la vejez pero no la resistencia de lo tierno
la existencia pero no el deseo de circundarla
sentimos la oquedad pero no aquello que completa el hueco
sintiendo la nada pero no la ausencia de esta
nada cabe en nada
porque sentimos que sentimos lo que no sentimos
el hastío nos da la noción del tiempo pero el ocio nos la quita
somos más felices cuando menos sentimos que sentimos
el arma viene de más lejos
porque contrariamente a todo lo que somos
seguimos sintiendo el sabor a carne
y nunca el escalofrío detrás del velo


Nuria Ruiz de Viñaspre (Logroño, 1969)
Pensatorium
La Garúa, Santa Coloma de Gramenet, Barcelona, 2014.

1 comentario:

  1. Loable esfuerzo de mostrarnos la nada.
    Aunque yo lo vea inútil, no deja de ser elevado por ello.

    ResponderEliminar