jueves, 10 de abril de 2014

María Paz Moreno


River stone

El silencio es una forma de meditación,
una vía directa hacia el pensamiento
surgiendo como un manantial secreto
cuando calla la voz.

De un paseo por el bosque
rescato una piedra blanquecina
marmórea y firme como una pieza de ajedrez
de una redondez suave y cerrada
como el huevo de un ave exótica.
"A stone shaped by the river", dijo él.

Una piedra es una piedra
es una piedra. No quiere ser otra cosa.
Acaricio las cicatrices
rugosas que marcan su superficie
como quien lee el destino
en las rayas que surcan la palma de la mano,

y considero
que el poema, como la vida, es imperfecto
y en ello consiste su esencia. Quizá
el premio del poeta que aprende este secreto
sea alcanzar la serenidad de quien nada necesita,

y regresar al mundo
encarnado en piedra modelada por un río
en cuyo centro se guarde, firmemente sellado,
todo lo aprendido
en vidas y vidas de silencio sucesivo.


María Paz Moreno (Murcia, 1970)
El vientre de las iguanas
Editorial Renacimiento, Sevilla, 2012.

2 comentarios:

  1. No dice nada el silencio, pero ciertamente muestra muchas cosas certeramente.

    ResponderEliminar
  2. ...y regresar al mundo
    encarnado en piedra modelada por un río
    en cuyo centro se guarde, firmemente sellado,
    todo lo aprendido
    en vidas y vidas de silencio sucesivo.


    (las piedras como cápsulas de sabiduría - me encantó -) y el comentario de Julio también.

    ResponderEliminar