martes, 22 de abril de 2014

Berta Dávila


O froito

Mentres escribo
meu pai afunde as mans na terra
e deixa unha semente.

Loitamos corpo a corpo
os dous,
el co suco, eu co poema.

E así é como aprendín
a perseguir o froito.


El fruto

Mientras escribo
mi padre hunde las manos en la tierra
y deja una simiente.

Luchamos cuerpo a cuerpo
los dos,
él con el surco, yo con el poema.

Así es como aprendí
a perseguir el fruto.


Berta Dávila (Santiago de Compostela, 1987)
Raíz da fenda
Edicións Xerais de Galicia, Vigo, 2013.

2 comentarios:

  1. Todo viene de la tierra, del sudor que nos inclina y de la lucha por intentar que algo nazca.
    Gracias, un placer venir a leer.

    m.

    ResponderEliminar