lunes, 14 de abril de 2014

Antonio Manilla


Paraíso

Como una tarde eterna, puestos a imaginar,
concibo el paraíso. Con vencejos volando
contra el azul del cielo que lento se desangra
bajo una luz distinta, una luz que permite
la lectura de un libro o rematar un nudo
a la vera de un árbol. Apenas nada más.
Si acaso compañía: el murmullo del agua
porque ha de haber un río como lo hubo al principio
adormeciendo al viento encelado en los chopos,
un ruiseñor cantando en soledad su estrofa
o la dulce mirada silenciosa y querida.
De vez en vez, noticias vagas como un rumor,
sin concreción ninguna, que aventen el recuerdo
de personas y cosas que alguna vez amamos.


Antonio Manilla (León, 1967)
Broza
Editorial Pre-textos, Valencia, 2013.

1 comentario:

  1. Sólo en los bellos recuerdos está el paraíso, es de mentira, pero es que uno verdadero ni lo hay ni lo habrá.

    ResponderEliminar