martes, 11 de marzo de 2014

Isla Correyero


Terminal. 12 de febrero de 1996

Sé que voy a morir antes del próximo invierno. Pero
he sembrado las patatas, el trigo y las cebollas. Sigo
dando de comer a las gallinas y a los cerdos, aunque
sé que voy a morir antes de las heladas.

Limpio meticulosamente la casa y los corrales.   Me
levanto  y  me acuesto cada día a mi hora.   Sigo ha-
ciendo la comida y el café.
Me limpio los dientes después de las comidas.  Sigo
leyendo el periódico y cosiendo la ropa. He comenza-
do una bufanda  y  unos  calcetines para  el  próximo
otoño.

Salgo a la calle a hablar con los vecinos.  Estoy pin-
tando la fachada de la casa  y las paredes de la casa.
Me tomo las medicinas que me ha mandado el médi-
co. Persevero en el rezo de mis oraciones.

He reanudado una amistad que tenía perdida. Canto
de vez en cuando. Lloro de vez en cuando.
He plantado las flores de mi tumba.

Todavía me enfado con mis hijos si no han hecho los
deberes.
De vez en cuando voy  a la peluquería  y  una vez al
mes voy a mirar zapatos.

He contratado  un viaje  a  la ciudad de Viena  y  un
entierro sencillo
Tengo mi cama preparada  y  la ropa que me pondrá
el amigo que he recuperado.

Cada noche, pienso en las cosas que aún no he podi-
do hacer y, si recuerdo algo, lo hago al día siguiente.

Creo que cuando lleguen  los  azules momentos del
invierno, estaré todavía trabajando.


Isla Correyero (Miajadas, Cáceres, 1957)
Diario de una enfermera
Huerga y Fierro Editores, Madrid, 1996.

No hay comentarios:

Publicar un comentario