sábado, 15 de marzo de 2014

Chantal Maillard


Llevo acostada largo tiempo
en la orilla. Mis pechos
son colinas cubiertas de hoja seca.
Levanto la cabeza y me contemplo:
en mis muslos el vello a punto de ser vello,
me incorporo: la hierba a punto de ser hierba,
doy un paso y despierto al agua
a punto de ser agua,
se asusta un ave negra a punto de ser ave a punto
de ser negra.
Un resplandor me ciega:
el bosque me contempla, a punto de ser bosque,
a punto de ser tuya. 


Chantal Maillard (Bruselas, 1951)
Hainuwele y otros poemas
Tusquets Editores, Barcelona, 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario