domingo, 9 de febrero de 2014

José Luis Argüelles


Elegía junto al Caudal

                                                            A Xosé Antonio García, in memoriam

Querías ser poeta, triste muchacho de la lluvia
     con uñas de dragón,
muchacho temeroso de las babosas y los días,
frágil muchacho que empuñaba sílabas frente a los poderes
     de la confusa noche
y la navaja lenta de las horas.

Querías ser un varetazo de viento en las ciudades,
la voz que ha de clamar junto a las multitudes
     por aceras de sangre,
el zéjel que ya no escribirán tus manos de humo
     y sueños rotos,
la palabra perdida de la tribu.

Querías ver el crecimiento de las flores sin estaño,
esa luz que la niebla cela en bosque vendidos
     a la codicia de las máquinas,
el secreto de la última manzana entre la hierba,
qué alienta el tordo cuando canta.

Querías la canción que la mano del invierno
     jamás encontrará,
y un instante tan puro como el sol de la infancia,
una droga infalible contra las constelaciones del tedio,
una palabra, la palabra perdida de la tribu.

Querías ser poeta, triste muchacho que baja ahora
     por el agua tan fría del Caudal,
donde nadie te mira los ojos muy abiertos,
donde nadie verá tu perfil en la mañana,
donde nadie te besa los labios heridos para siempre.


José Luis Argüelles (Mieres, Asturias, 1960)
Las erosiones
Ediciones Trea, Gijón, 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario