domingo, 16 de febrero de 2014

Jesús Munárriz


Para algo sirve

Cabeza y barba canas, tez morena, alto, flaco,
se situó en el centro del vagón,
esperó a que arrancara el tren y comenzó,
con voz firme y potente,
a pedir una ayuda. Una escena habitual
en Madrid en el metro. Sin embargo
algo me hizo de pronto aguzar el oído,
el hombre aquel estaba recitando en gallego,
hablaba por su boca
la siempre limpia voz de Rosalía:
Adios ríos, adios fontes,
adios regatos pequenos...

Y un poema que, dicen, no sirve para nada
ganaba voluntades,
despertaba sonrisas en los rostros cansados,
descerrajaba corazones y bolsillos.

Saludó, dio las gracias,
deseó buena suerte
y se fue a otro vagón a seguir con sus versos.
Y nos dejó encantados.


Jesús Munárriz (San Sebastián, 1940)
Nos han robado un ángel
Editorial Entorno Gráfico, Granada, 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario