miércoles, 19 de febrero de 2014

Circe Maia


Prometeo 
(de un cuento de Kafka)

Hay otras posibilidades sobre Prometeo
que los griegos no vieron:
el olvido, el cansancio.


A través de los siglos la traición fue olvidada.
Se olvidaron los dioses, se olvidaron las águilas.
El propio Prometeo, después de tanto tiempo
de su horrible castigo ha olvidado la causa.


Y también el cansancio:
se cansaron los dioses, se cansaron las águilas.
La herida, finalmente, se cerró de cansancio.


Solo quedó el peñasco inexplicable
frente al violento mar
inexplicado.



Circe Maia (Montevideo, 1932)
Extraído de aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario