viernes, 24 de enero de 2014

Emily Dickinson


919

Si pudiera impedir
que un corazón se rompa
no habré vivido en vano.
Si pudiera calmar
el dolor de una vida,
o hacer más llevadera una tristeza,

o ayudar a algún débil petirrojo
a que vuelva a su nido,
no habré vivido en vano.


919

If I can stop one Heart from breaking
I shall not live in vain
If I can ease one Life the Aching
Or cool one Pain

Or help one fainting Robin
Unto his Nest again
I shall not live in Vain.


Emily Dickinson (Amherst, Nueva Inglaterra, 1830-1886)
Algunos poemas más
La Veleta, Granada, 2005.
Traducción de Carlos Pujol

3 comentarios:

  1. es un precioso canto a la supervivencia existencial
    adoro este poema
    abrazo!

    ResponderEliminar
  2. La sencillez, la ternura, la precisión. Dickinson nos hace sentir que la respuesta a cualquier pregunta está en el gesto de la flor que se abre. Lo demás es superfluo, pura sofisticación, pero no es ahí donde está la vida...Siempre conmueve esta mujer. Bicos dende unha Arousa onde hoxe a choiva confúndese co mar...

    ResponderEliminar