lunes, 23 de diciembre de 2013

Xulio L. Valcárcel


Rumor

Nada rompe a cadencia das horas.
Flúe o tempo rumososo
nun asombro estremecido
de meniñas absortas.

Gurgullar da auga
nos cántaros que se enchen.

Na area durmiñan adolescentes
como gacelas mórbidas.

Caio ao fondo dos teus ollos,
lagoas pensativas
nas que se acubillan as aves
e o vento repousa.

Auga que derramo polas túas costas,
e estremece o teu seo,
irisándose o sol en cada gota,
deixa na túa pel orballo de auroras,
fresco rastro de beixos.

Todo canto desexo cólmame.


Rumor

Nada rompe la cadencia de las horas.
Fluye el tiempo rumoroso
en un asombro estremecido
de pupilas absortas.

Borbotear del agua 
en los cántaros que se llenan.

En la arena dormitan adolesentes
como gacelas mórbidas.

Caigo en el fondo de tus ojos,
lagunas pensativas
en las que las aves se cobijan
y reposa el viento.

Agua que derramo en tus espaldas,
y estremece tu seno,
irisándose el sol en cada gota,
deja en tu piel orballo de auroras,
fresco rastro de besos.

Me colma todo cuanto deseo.


Xulio L. Valcárel (Romean, Lugo, 1953)
Antoloxia consultada da poesía galega, 1976-2000.
Editorial TrisTram, Lugo, 2003.
Versión de Andrés Vara

No hay comentarios:

Publicar un comentario