domingo, 29 de diciembre de 2013

Julia Hartwig


La elección del nombre

En ocasiones soy como el tronco que golpea
más a menudo como el tronco llevado por las olas
pero mía es la decisión de cómo llamarme
soy un tronco rebelde
soy un tronco oculto tras una máscara
tallada a imagen de los dioses
soy un tronco orgulloso aunque deforme
en mi interior habita escondido un retrato
levantadme en un cruce de caminos
Soy un tronco que se burla del fuego
soy un arroyo al que una mano necia golpea
soy como el niño poseído que entre la multitud señala al culpable
soy como el pájaro que canta con la garganta cruzada de un balazo
Soy un tronco duro incapaz de perdonar
soy un instrumento a la espera de cumplir su cometido
soy un oído sordo a las burlas
y la saliva de la santa maldición
Soy una derrota y una contradicción ante el reto de actuar
soy el fruto de una disputa acerca de la existencia
por qué razón tendría que rebajar mi propia valía
Soy el tronco que arrojado a lo alto no cae al suelo
Soy aquello de lo que muero


Julia Hartwig (Lublin, Polonia, 1921)
Dualidad. Antología poética.
Vaso Roso Ediciones, Madrid, 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario