sábado, 16 de noviembre de 2013

José Barroeta


Me asusta el cielo limpio

A Liddy

La tierra confundida,
extraviada.
El amor con los ojos azules y unas lámparas inesperadas
que al final te acompañarán.
Tú sabes que la primera vez fuimos una certeza,
pero ahora con este globo rojo del cielo en las manos
no sé qué hacer.
Me asusta el cielo limpio,
por ahí debemos pasar algún día asustados por la memoria,
por ahí la historia del deber ser y unos mundos
de los que hemos sido vasallos.
No recuerdes nada de lo que dije:
piensa que te comparé con el sol,
con ese viejo que para nada sirve.
Marcha a otra parte:
el porvenir no está en la semajanza de lo que ves
sino en lo que has dejado afuera,
en los deshabitados reinos que aguardan.
El sol tiene principio y fin,
pero ni tú ni yo ni el sol tenemos finitud
y acaberemos siendo eternos en la continua sucesión.
Aquí somos los que van y vienen,
fuera seremos lo que espera,
lo que dura por encima del sublime desgaste.
Demasiado hemos hecho con esta flor intensa
y te juro que este barro es eterno.


José Barroeta (Pampanito, Trujillo, Venezuela, 1942)
Todos han muerto. Poesía completa (1971-2006)
Editorial Candaya, Canet de Mar, 2006

No hay comentarios:

Publicar un comentario