martes, 19 de noviembre de 2013

Gonzalo Navaza


No banquete de Trimalción

No banquete do opulento romano,
por tras da risa breve,
de pé sobre un estrado,
un escravo negro
fai soar
de cando en vez
un gong
para lembrar ós embriagados comensais
que o tempo pasa
incesante
e a morte se aproxima.



En el banquete de Trimalción

En el banquete del opulento romano,
por detrás de la risa breve,
de pie sobre un estrado,
un esclavo negro
hace sonar
de vez en cuando
un gong
para recordar a los embriagados comensales
que el tiempo pasa
incesante
y la muerte se aproxima.


Gonzalo Navaza (Lalín, Pontevedra, 1957)
Fábrica íntima
Editorial Galaxia, Vigo, 1991.
Versión de Andrés Vara 

No hay comentarios:

Publicar un comentario