viernes, 4 de octubre de 2013

Karmelo C. Iribarren


Así es la puta vida

Yo también, como Baroja,
hubiese preferido
ser un hombre de acción:

no sé...
pilotar un mercante,
por ejemplo,
o atracar bancos,
o montar una guerrilla en algún sitio,
o, en fin, cualquier cosa,
salir en la tele
con el Wanted debajo.

Pero no:
ni guerrillas ni bancos
ni mercantes ni guantes ni hostias.
Padre de familia, camarero y poeta.

Así es la puta vida.


Karmelo C. Iribarren (San Sebastián, 1959)
Las luces interiores. Editorial Renacimiento, Sevilla, 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario