sábado, 26 de octubre de 2013

Francisco Javier Irazoqui


Diurno

En la sala repleta
el conferenciante ha trazado
los prodigios.

Sobre las cabezas de los oyentes
suben las hebras de vaho 
cuando la palabra apresa el aire del desierto
y esparce su aroma de duna.

Alejada del discurso,
una mujer acoge de soslayo
la mirada de un hombre desconocido
y acurrucado en el otro extremo del local.
Mantienen un diálogo tenso
donde ella transmite la sombra de la tierra
y él la convierte en el miedo de los imanes.

El mensaje del orador se hace susurro,
hilacha inaudible,
y los mapas colisionan en unos ojos.

El universo será descifrado,
pero dos rostros que se miren con amor
reconsturirán su misterio.


Francisco Javier Irazoqui (Lesaka, Navarra, 1954)
Retrato de un hilo. Ediciones Hiperión, Madrid, 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario