miércoles, 30 de octubre de 2013

Almudena Guzmán


Anclado en el horizonte,
como una palmera
que le ha nacido al mar,
un barco en llamas
que nunca se consume
me espera:
me lleva esperando
desde siempre.

Algún día soltaré el lastre
de este dolor tan firme
como la tierra
donde me hundo.
Algún día,
quizá alguna noche,
sabré descoser
los pespuntes de miedo
de mi vestido
y nadaré desnuda hasta él.

El sueño vencido
de las algas
en la guerra de las mareas
guiará mi camino.

El sueño rebelde
de la tripulación de mi deseo
me tenderá la escala
para trepar a cubierta.


Almudena Guzmán (Navacerrada, Madrid, 1964)
El príncipe rojo. Ediciones Hiperión, Madrid, 2005.

2 comentarios:

  1. Hermoso....Gracias Andrés por compartir!

    ResponderEliminar
  2. no sé si te lo imaginás pero quisiera tirarme de cabeza en tu biblioteca :)

    un abrazo (y muchas gracias por todo)

    ResponderEliminar