viernes, 9 de agosto de 2013

Francisco Alba


Técnica

¿Por qué no se ha inventado todavía
un calzado especial que nos permita
caminar sobre las aguas?
De inventarse sería con fines militares.

¿Cómo es que no se ha inventado el poema
que no despierte expectativas raras en el lector?

O una fonética para sordomudos,
o un día sin periódicos.
                                               Señores:
si hemos inventado el submarino
el motor de explosión o la aviación,
¿qué impidió que inventáramos la sensatez?

¿Por qué no se ha inventado todavía
algo que colocado en las axilas
nos permitiera –sí, nos permitiera–
ponernos a la altura de un enano?

¿Y qué tal un potente desfanatizador?
Los efectos del aparato serían revolucionarios.
O una casa sin muros ni hipotecas.
O una pastilla para resucitar.
O un tinte que hiciera visible a Dios.
O un chisme que convirtiera en moscas
a los avariciosos y a las moscas en vírgenes.

¿Cómo contestaríamos al teléfono
si este pudiera preguntarnos algo?


Francisco Alba (Barcelona, 1967)
Masa crítica. Vaso Roto Ediciones, Madrid, 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario