sábado, 17 de agosto de 2013

Eloy Sánchez Rosillo


El fulgor del relámpago

Hay cosas que la vida te da cuando ya apenas
podías esperarlas, y su luz
maravillosa, elemental, purísima,
te hace feliz de pronto. Y desgraciado,
pues comprendes que no te corresponde
ese milagro ahora y que no debes
a ciegas entregarte a lo que era
propio tal vez de otro momento tuyo,
de un momento anterior, cuando tenías
fuerzas para ser libre.
Mas déjate llevar, y vive esa hermosura
con coraje, sin miedo. A qué pensar
en lo que te conviene. Es muy fugaz la dicha.
No la desprecies. Tómala. Y apura
el fulgor del relámpago.
                                                 Después,
tiempo tendrás para seguir muriéndote.


Eloy  Sánchez Rosillo (Murcia, 1948)
Autorretratos. Edicions 62, Barcelona, 1989.

No hay comentarios:

Publicar un comentario