miércoles, 31 de julio de 2013

Pablo Anadón


La cafetera italiana

Mientras espero que suba el café
Pienso en la cafetera, ahí, sobre la hornalla:
Hace unos años se la dimos
De regalo a mis padres, y es posible
Que dentro de unos años los sobrevivirá.
Plateada y negra, hecha en Ferrara,
Todos los días sabe de sus manos
Y un día ha de pasar a otras manos
Como llegó a las nuestras
En una compraventa.
Aquí está, servicial, práctica, hermosa,
Ayudando a vivir cada jornada,
Un objeto, no más, entre los otros
Objetos de la casa. Sólo habla
Ahora cuando asciende el café a borbotones:
Apago el gas, en cada taza
Vierto el líquido oscuro,
Luego también apago la luz de la cocina,
Y allí queda, en su paz, la cafetera
Enfriándose de a poco en la penumbra,
mientras en las ventanas continúan
La noche, el viento, las constelaciones...


Pablo Anadón (Villa Dolores, Córdoba, Argentina, 1963)
Estudios de la luz. Editorial Pre-textos, Valencia, 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario