jueves, 25 de julio de 2013

Martha Asunción Alonso


Eros

Soy de árbol.

Tú no puedes saberlo porque llevo barrotes,
va colgando en la piel
tanta costura.

La vida. Pero quién es la vida. Con qué manos
nos separa
los muslos, cuál
de sus lenguas nos come de este modo el corazón.

Soy una encina en algún monte griego por la noche:
me he sacado los ojos y para ti los piso. Un hatajo de
          astillas
invernal sin historia. Poco más. Duéleme
al derribarme.


Martha Asunción Alonso (Madrid, 1986)
La soledad criolla. Ediciones Rialp, Madrid, 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario