domingo, 30 de junio de 2013

Jaime García-Máiquez


Vocación

La poesía fue haciéndome poeta.
Ella me iba diciendo:
                                        "Mira eso,
fíjate en esa nube,
                                   escucha el canto
amarillo y marcial de las cigarras;
esos trapos colgados
entre los pisos pobres de los barrios festivos
son hermosos, ¿no crees?;
                                                 no vayas a leerme
este libro, muchacho;
se está muy bien aquí sin hacer nada;
no se vive tan mal
en la tristeza".
Y yo le contestaba:
                                     Pues es cierto,
pues tienes más razón que un santo, pues
es verdad, es verdad, no me di cuenta".
Yo le cogí la mano
                                   como un niño
la mano de su madre
y le iba preguntando muchas cosas...
A las grandes preguntas siempre daba
sonriendo
                     respuestas muy pequeñas.


Jaime García-Máiquez (Murcia, 1973)
Oh, mundo. Fundación Altair, Sevilla, 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario