viernes, 3 de mayo de 2013

Víctor Botas


Las rosas de Babilonia

No me preguntes cómo pasa el tiempo
LI KIU LING

No me preguntes cómo pasa el tiempo.
El caso es que ya estoy un poco sordo
y el pelo me blanquea. Sin embargo,
aún siento un no sé qué, algo muy tenue
(como un temblor de luna en un estanque),
aquí, justo en la boca del estómago,
cada vez que te miro. Qué curioso,
qué curioso, ¿verdad? Qué raro: el tiempo,
que en Babilonia destruyó las rosas,
que terminó con Júpiter y a polvo
redujo los imperios y las caras
(que todo se lo lleva por delante
como un rinoceronte enloquecido),
me parece que hoy se va a dejar
los dientes (por lo menos), en su inútil
empeño de ir borrándote esos ojos
que intactos -yo lo quiero- aquí se quedan.


Víctor Botas (Oviedo, 1945-1994)
Poesía (1979-1992). Llibros del Pexe, Gijón, 1994.

No hay comentarios:

Publicar un comentario