lunes, 20 de mayo de 2013

Lêdo Ivo


Os olhos abertos

Nas minhas mãos abertas cabe a aurora
como um fruto que amadurece na limpidez do verão.
Nos meus olhos abertos os teus seios fugitivos
se acercam e se afastam como proas de navíos.
Os meus labios fechados aboliram a morte
para que pudesses voltar quando o dia renasce
e a seiva da vida circula nas árvores e nas veias dos homens
e escorre das estrelas
e sustenta as luzes do arco-íris.
As fontes calam para que nenhum barulho perturbe o teu regresso
a tua passagem entre o nevoeiro e o sol ardente
a tua sombra que dança entre as marés

a tua voz usurpada pela noite
e o teu corpo que a escuridão não ousa esconder
de meus ollos abertos para sempre.



Los ojos abiertos

En mis manos abiertas cabe la aurora
como un fruto que madura en la limpidez del verano.
En mis ojos abiertos tus senos fugitivos
se acercan y se alejan como proas de navíos.
Mis labios cerrados abolieron la muerte
para que pudieras regresar cuando el día renace
y la sabia de la vida circula en los árboles y en las venas de los hombres
y gotea de las estrellas
y sustenta las luces del arcoiris.
Las fuentes callan para que ningún ruido perturbe tu regreso
tu paso entre la neblina y el sol ardiente
tu sombra que danza entre las mareas
tu voz usurpada por la noche
y tu cuerpo que la oscuridad no osa esconder
a mis ojos abiertos para siempre.

Lêdo Ivo (Maceió, Alagoas, Brasil, 1924 - Sevilla, 2012)
Aurora. Editorial Pre-textos, Valencia, 2013
Traducción de Martín López-Vega



1 comentario: