lunes, 13 de mayo de 2013

Francisco Javier Irazoki


Lumbre nórdica

Sentada a la mesa, nos miró
con dudas de extranjera
y dijo su nombre de quemadora de barcos.

Vino en busca de sol,
y alumbró los cuerpos
de las calles del Sur.

De noche destacaba su figura
que recorría callejas y figones
en los que dejaba rastros
de promesas de placer,
y, cuando amanecía,
se encaminaba a su retiro
intimidando al amante con la cuchilla del deseo.

¿Me regáis?, provocó a los hombres
una tarde de luz abrasiva.

Adivinábamos cómo serían las noches con ella
por su manera de entornar los ojos
al beber un vaso de agua.


Francisco Javier Irazoki (Lesaka, Navarra, 1954)
Retrato de un hilo. Ediciones Hiperión, Madrid, 2013.

1 comentario: