jueves, 2 de mayo de 2013

Francisco Álvarez Velasco


Contra la tristeza en la carne


También respecto al tacto es poderoso aliciente 
la proporción y conformidad de una y otra carne
SAN AGUSTÍN: Confesiones, II, 5


Lenta lengua de fuego
en vaivén por tu cuerpo.

Uvas
que me llevé a la boca para saciar el hambre,
para entender la vida.


Francisco Álvarez Velasco (Cimanes del Téjar, León, 1940)
Las aguas silenciosas. Ediciones Trea, Gijón, 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario