martes, 28 de mayo de 2013

Abelardo Linares


Llámame ayer

En homenaje a Pedro Salinas

Pues mañana no existe y todo es noche,
llámame ayer.
Camareros de punta en blanco,
agilísimos,
recorren la tierra
como si fuera una gran, única sala
y llegan hasta mí para decirme
en Bogotá o Los Ángeles
que tú estás al teléfono,
no ahora,
sino hace un mes o un siglo,
buscándonos hacia atrás,
hacia lo más adentro
de todas las edades
y que me esperas
en un ayer que es ya,
de tan lejano,
la aurora del mundo.
Lo que escucho,
mezclados con tu voz,
no son interferencias o ruidos de la línea
sino cercanos
bramidos de dinosaurios,
que nos hacen tan jóvenes,
tan jóvenes,
que nuestro futuro
es regresar al mar,
que nos nazcan aletas en el cuerpo,
con nostalgia de brazos,
y que el sabor salino de mis labios
no sea el de tus lágrimas
sino el del agua
salada en la que naceremos.
Hacia atrás, hacia atrás,
hasta fundirnos
en la primera célula.

Y sea ese final
                            nuevo principio
que dé razón al mundo.


Abelardo Linares (Sevilla, 1952)
Y ningún otro cielo. Tusquets Editores, Barcelona, 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario